¿Realmente puedes decir todo lo que piensas? Bueno, poder puedes, pero…la (mala) huella que dejas nadie te la quita

La mala huella de una marca personal, sus peligros y consecuencias

¿Crees que puedes decir toda la “tonteria” que te viene a la cabeza y sin dejar (mala) huella, solo por estar detrás de una pantalla? Léete esto, es un caso real, después reflexiona y piensa por ti mismo.

Siempre me gustaron los callados, las tímidas, los introvertidos o los menos favorecidos.

Desde siempre me gustaron muy poco los charlatanes, los que se creen muy guays, muy disruptivos o los más listos que los demás…

Ahora que escribo este post, entiendo como se llamaba lo que yo sentía en aquellos tiempos. Sabía que este tipo de personas «más graciosillas» no me gustaban. Sentía que dejaban una impresión en mi que no me gustaba nada. No sabía que esa mala huella se llamaba, Marca Personal. Y este post va por todos vosotros.

El principio de la marca personal para mí (cuando tenía apenas 8 años) y la mala huella

Te cuento una historia: cuando era pequeño había un chico que tenía un (pequeño) retraso mental, había nacido en una familia con pocas posibilidades y sus padres eran mayores (tenían casi 50 años cuando nació), o sea, él ha venido al mundo por un descuido, no porque fuera deseado.

El padre pasaba los días borracho y se murió a los pocos años de mi amigo nacer. Se quedó la madre (que era una buena y gran mujer) con sus tres hijos…y mi amigo.

Si era poco el drama de esta familia, mi amigo fue creciendo y los problemas iban en aumento. Empezaron a ver que no reaccionaba ni se comportaba como los demás niños.

Y cuando entró para la escuela, fue cuando todo empeoró. Se burlaban de él porque no escuchaba bien, o porque chupaba el dedo en clase o porque no sabía contestar a lo que los profesores le preguntaban.

Y eso empezó a amargarle la vida. Si era un niño, y hasta podría tener un poco de dificultades, pero era una persona con SENTIMIENTOS. Empezó a sentirse inferior y que todo el mundo se burlaba de él.

Aquello a mí me cortaba el corazón, pues yo había crecido con aquel niño y sabía la excelente persona que era. Y no me parecía justo que con todo lo que le pasara tuviera que llevar con aquellas burlas, chistes y reproches.

Yo siempre intentaba defenderlo. Siempre que jugábamos futbol entre todos, al seleccionar los jugadores yo (como uno de los mejores, y esos eran siempre los que escogían los equipos) siempre le seleccionaba entre los primeros jugadores. Primero me gustaba demostrarle que él era bueno e igual que los otros, y segundo mostrar a los demás que aquél niño tenía capacidades y cualidades.

Cuando él marcaba un gol, me acuerdo que aquello me producía una alegría enorme y celebrábamos efusivamente. Me sentía feliz por él.

Pero era imposible estar en todos los lados. Y en aquellos tiempos y en aquellos pueblos, no había las denuncias del “bullying”. Tenías que superarlo o vivir con ello. Así, sin más.

Eso sí, para mi todas aquellas personas que se burlaban de él iban dejando una huella en mí. En aquel tiempo no sabía que aquello unos años más tarde para mí, se llamaría Marca Personal. Y la (mala) huella que estaban dejando era la que era. Tanto que no me acuerdo de ninguno de ellos.

¿Por qué te cuento esto? Porque todo podría haber sido diferente…

Pues porque aquél niño fue creciendo. Siempre con problemas que cada vez fueron a peor. Más dificultades en escuchar, en hablar, en centrarse en una conversación.

Y el entorno, en vez de intentar ayudarle, lo que hacía era burlarse de él. Mi familia se mudó a otra ciudad tenía yo 20 años. Sabía que a partir de aquél momento mi amigo quedaría solo.

La última vez que le vi, teníamos 24 años más o menos, éramos dos hombres. Estaba enganchado a las drogas. Cuando yo vivía en el pueblo, nunca había fumado nada. Tenía un apoyo para no sentirse tan mal. Después de irme, esa compañía desapareció.

Cuando le vi, aquello me rompió casi el corazón. Me sentía “medio culpable”. Además sentí, que él me hablaba pero con algo de distancia. No sé si era una sensación mía, pero parecía que él me decía: “te fuiste tío, me dejaste aquí solo…mira con quien me relaciono ahora”.

Cómo sabían que él tenía sus problemas, que era una persona muy vulnerable le habían llevado a probar “drogas” y no quiero imaginar qué más cosas…Intenté hablar con él y con la familia pero fue imposible. La madre había muerto. Las hermanas tenían su vida…

La última vez que vi a mi amigo parecía alguien de 40 años y tendría posiblemente 25-26 años. Tenía una mirada distante, fría y apenas me reconoció o me saludó.

Han pasado 15 años desde ese día. No sé cómo está (ni si está).

Todo podría haber sido diferente. Pero nosotros Humanidad en vez de intentar ayudarle preferimos burlarnos de aquél pobre chico, que tenía un corazón de oro. La vida le puteó, y nosotros en vez de intentar hacerle la vida lo mejor posible, le hicimos todo lo contrario.

A veces, pienso como sería cuando iba a la cama y pensara en todo lo que le pasaba…y por qué le pasaba. Él no ha tenido la oportunidad de escoger. Le TOCÓ.

Es imposible escribir estas líneas sin que me caiga una lágrima por la mejilla. De repente te ves allí. Y te preguntas, ¿qué habrá pasado?

¿Crees que puedes decir toda la “mierda” que te viene a la cabeza solo por estar detrás de una pantalla?

Y ¿qué relación tiene este caso con lo que se pasa actualmente con esa gente que dice todo lo que piensa?

mala huella de marca personal

Han pasado muchos años y los tiempos han cambiado. Pero las cosas no. Hoy en día los ataques a otros siguen pasando. Solo que ahora son en Internet. Es más fácil y sencillo. Y lo curioso es que quién lo hace piensa que por crear perfiles falsos o abrir correos con otros nombres para dedicarse a esto, uno no se entera de quién es…”Angelitos”. 1+1=2 no lo olvides.

Esta captura de un correo es uno de esos ejemplos. Pasan el día tocándote los c…por las redes y cómo no les atiendes o pasa de ellos, por la noche van a por otra estrategia.

Ya lo sé, Internet te hace fuerte y estar detrás de esa pantalla te hace sentir el Puto Amo, pero…

¿Crees que puedes decir toda la “mierda” que te viene a la cabeza solo por tener ese “poder”?

No te olvides que detrás de todo esto existen personas. No sabes cómo son ni qué problemas tienen o están pasando.

Y NO. No tienes el derecho de decir todo lo que piensas ni como lo piensas. Puedes no gustar de cómo lo hace algo alguien. Puede no gustarte su forma de trabajar o de actuar. Puede que sea una persona que te caiga fatal. Pero eso todo, no te da el derecho de decir lo que quieres en redes sociales o en público.

Puedes estar haciendo un daño irreparable a alguien solo por sentirte el mayor de tu barrio y de su secta. Y la huella que estás dejando es la que es. Si te apellidan de “loca”, “troll” o “amargado”, créeme aunque pienses que eres una persona muy guay y disruptiva. Nadie va a querer trabajar con tu marca personal. ¡¡¡NADIE!!!

Te dejo un consejo: Si lo que vas a decir no es cierto, ni bueno e incluso no es de utilidad, ¿para qué vas a decirlo?

¿Para sentirte la más guay? ¿Para sentirte malote?

A mí cuando no me gusta el trabajo o marca personal de alguien paso de seguirlo. Prefiero dedicar mi tiempo a gente que me aporte y ser sincero con mi marca personal. Pero lo que no hago es seguir a alguien solo para «mofarme» de su trabajo. Es su trabajo, es su manera de ser y estar y deberías respetarlo. Por lo menos en público.

Solo estarás aquí una vez y ¿sigues gastando tu tiempo en dejar esa mala huella? Piénsatelo…

Conclusión

Vale, ya sé que lo “políticamente correcto” es pasar de ello y seguir adelante. Nadie así merece que le des un minuto de atención. Ya lo sé ese bla bla bla…

Pero, llevo años recibiendo cosas de este tipo por privado o por las redes. Y créeme, no solo soy yo que recibo. Veo que a muchos otros les pasa lo mismo. Y por eso, este post tenía que escribirlo y que saliera a la luz y hoy era su día. No quiero que vuelva a pasar y yo mirando al lado como hace todo el mundo.

Y sobre todo, va dedicado a mi amigo. Sé que nunca lo leerá. Pero por lo menos, que sirva para que muchos reflexionen sobre todo el daño que hacen sus palabras y actos a los demás.

Todo puede ser diferente. O por lo menos yo creo en ello. Y, ¿TÚ?

¿Puedes decir todo lo que piensas? Por supuesto que sí, pero la (mala) huella que dejas será tuya para siempre.

Ahhh y si quieres, lee esto y di algo bonito a ti mismo.

Extra: Vídeo sobre como trabajar la Marca Personal en actores

En el nuevo vídeo se Street Personal Branding hablamos con un artista y actor que nos habla de como gestionar bien una marca personal de una persona conocida.


Y si crees que este post puede servir de ayuda a mucha gente que pasa por estas situaciones, no dudes en compartirlo en tus redes. Aquí tienes el tweet del post para hacer RT si lo prefieres.

 

[Total: 22 Promedio: 5]

Cláudio Inácio

Consultor Personal, de Proyectos Paralelos y Estrategia en Social Media. Ayudo profesionales a potenciar el valor de su Marca Personal para Aumentar sus opciones laborales.

36 Comentarios
  • Juan Luis
    Escrito a las 13:32h, el 05 de febrero de 2019 Responder

    Me ha encantado este artículo y reflexión Claudio. Brutal, solo te quiero dar la enhorabuena por ser un Valiente y contar las cosas desde la experiencia y con ejemplos tan reales. Es magnifico, de verdad.

    Solo espero que este post de la mala huella de marca personal llegue a mucha gente pues es un bien necesario. Hemos perdido todos los valores y parece que todo vale, y No, no todo vale. Gracias

      • Cláudio Inácio
        Escrito a las 17:49h, el 05 de febrero de 2019 Responder

        Muchas gracias Juan, es un post sentido y vivido en primera persona y esos siempre me gusta mucho escribir. Al final creo que mucha gente se siente identificado o ha pasado por cosas similares y es bueno mostrarlas, están ahí y hacer que no existen no sirve de nada. Gracias por tu comentario

      • Ana Romero
        Escrito a las 13:36h, el 05 de febrero de 2019 Responder

        Jolin Claudio, me has hecho llorar, qué bonito. Ayer vi tu publicación en Instagram y esperaba algo más cañero, pero no. Has escrito algo tan humano, real y actual, que no pude evitar que me cayera las lagrimas.
        Un artículo tan necesario y tan chulo de tu parte.

        Para mi estos artículos son los que dejan huella de verdad y con los cuáles la gente relaciona tu marca. Lo comparto pues tiene que llegar a mas gente.

          • Cláudio Inácio
            Escrito a las 17:51h, el 05 de febrero de 2019 Responder

            Ohhh Ana, pues lo siento jjjj pero si quieres saber la verdad, a mi me ha caído alguna lágrima al escribirlo pues he vuelto a vivir aquellos tiempos y la verdad que revuelve el estomago a cualquiera. Y ahora ver que este mundo de Internet lo que hace es dar mas armas a este tipo de gente pues molesta bastante. Si tambien espero que llegue a mas gente

          • JUAN MARTÍNEZ DE SALINAS MURILLO
            Escrito a las 14:03h, el 05 de febrero de 2019 Responder

            Hola Claudio,

            Gran post. Me he sentido identificado. De pequeño mi proceso de aprendizaje fue más lento, con la ayuda de mi familia, conseguí salir adelante sin problema. Lo único que sufrí esas burlas de los entornos por ser diferente. No tuve problemas en plantarles cara. Aunque efectivamente tenia personas que me hacían sentirme arropado. Eso hace vivir situaciones complicadas y que te hacen estar contra las cuerdas en más de una ocasión. No todo vale y se debe tener tolerancia cero a las personas que parea sobresalir tienen que dejar en evidencia al diferente.

            La ignorancia hace atacar al diferente. Si algo no lo entiendes déjalo correr. Muchas veces la gente no necesita saber la mochila de mierda que tienes contra ellos. Si lo que uno va a decir a otros no le ayuda, mejor estarse callado. La crítica destructiva hacia los demás uno debe comérsela y no soltarla con el afán de hacer daño.

            He sufrido también al ser conocido en la red ataques a mi trabajo, eso sí, esa gente es tan cobarde, que se escuda bajo el anonimato, porque saben que lo hacen está mal y puede ser perseguido. Opino como tú, si no me gusta lo que escribe o dice alguien, paso de leerlo. Prefiero dedicar mi tiempo a personas que me aportan.

            Un abrazo,

            Juan Martínez de Salinas

              • Cláudio Inácio
                Escrito a las 17:53h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                Muchas gracias Juan por compartir con nosotros un poco de tu historia. Me alegro mucho que hayas podido superar eso y en esos momentos tu entorno te haya ayudado a seguir en frente, es muy importante tener quién te apoye en esos momentos.

                A seguir sumando. Un abrazo

              • Concepción Ben Fraga
                Escrito a las 14:47h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                Hola
                Siento lo de tu amigo, porque sí, las compañías hacen mucho en las personas, y más en la juventud.

                Toca huevos los hay en todos lados, y a veces te cabreas y otras pasas, según te pille el día o el cuerpo.
                Estas cosas las suelen hacer gente que se aburre, que no tienen que hacer y lo único que se ocupan es de dar morcilla a los demás. Y encima, si no se sabe quién es, peor.

                Ánimo y pasando que es gerundio, no queda otra.

                Un abrazo 🤗

                  • Cláudio Inácio
                    Escrito a las 17:54h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                    Muchas gracias Conchita por pasarte por el blog. Bueno yo ya no sé si lo hacen porque se aburren o porque realmente les produce placer. Ya son tantos años viendo este tipo de actitudes que realmente uno se cuestiona… un abrazo

                  • María Valeria
                    Escrito a las 16:34h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                    Sabés Claudio que me pasa similar y muchas veces la gente se escuda en «soy frontal» pero ese tipo de frontalidad no sirve, la destructiva no sirve!! La única frontalidad que vale es la que se hace con el corazón, con el ansia de que el otro mejore, incluso dándole las herramientas para que mejore. Eso de bardear, de solamente criticar por criticar, solo indica una cosa, que es mala gente, o cpaz no mala, sino pobre gente, que no tiene empatía, que no conoce el esfuerzo que haces y que por supuesto tiene una vida probablemente tan mala que no le queda otra que ponerse a jorobar y juzgar a los demás.. en fin no tiene vida propia y no sabe lo que es el esfuerzo.. Besotes!!!

                      • Cláudio Inácio
                        Escrito a las 17:57h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                        Muchas gracias María, por dejar tu reflexión. La verdad que si, tienes razón en lo que dices. Es fácil criticar o burlarse del trabajo o de los demás. Sin pensar que no todos encajamos las cosas de la misma manera y que quizás (solo quizás) una de esas personas esté pasando un momento de mierda y aún así intenta levantarse y hacer cosas….pero luego vienen estos listillos y zasss le hunden con sus comentarios, mensajes o criticas (contractivas)…. Un abrazo

                      • Glenda
                        Escrito a las 18:13h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                        Fuerte la historia de tu amigo de la infancia, nunca sabremos para quiénes somos su fortaleza. Por eso hay que entender que la basura que arrojan las personas hacia tí o hacia otros, es el reflejo de lo que llevan en su mente y corazón, no tiene nada que ver con nosotros. Eso se lo digo siempre a mis hijos.
                        Da tristeza ver la incapacidad de nuestros pares de alegrarse por los logros ajenos, de motivar a otros a ser, de ayudar a otros a construir un camino a partir de sus propios talentos y fortalezas. Sin embargo, NO NOS DEJEMOS CAER, sigamos brillando e iluminando a todos los que podamos con nuestra luz. Un abrazo Claudio.

                          • Cláudio Inácio
                            Escrito a las 15:07h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                            Muchas gracias por leer el post y tu comentarios Glenda. De corazón

                          • Jaded
                            Escrito a las 18:32h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                            Me ha gustado el post. Alguna lagrimita ha caído (no diré que no). Creo que está bien de vez en cuando recordar que las palabras hacen mucho daño. Espero que esto sirva para que más de uno piense un poquito antes de soltar mierdas.
                            Las críticas constructivas nos enriquecen a todos, criticar por criticar, sin argumento, por hacer daño… No vale de nada.

                              • Cláudio Inácio
                                Escrito a las 15:09h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                Muchas gracias Jaded, pues si y parece que la gente no lo ve. Ya no sé si es por ser graciosillos o ir de listillos, pero esto de burlarse de otros o decir que son criticas constructivas me tienen hartito. Si nadie te ha pedido una critica (constructiva) pues no la des. Espero que te la pida.

                              • Francis García Cedeño
                                Escrito a las 19:32h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                                Me has llegado al alma con este post, Claudio. Por tu amigo, por ti; por lo que cuentas y cómo lo cuentas. Quédate con la parte positiva: compartiste con él, lo ayudaste, y él te quería y por eso le dolió tu marcha. Complicado hacer más de lo que hiciste. Al final cada familia moralmente (aunque en la realidad no siempre es así lamentablemente) está para ayudarse, apoyarse y hacerse responsable de los miembros más vulnerables cuando hay amor y respeto. Pero ese es un tema muy profundo para hablarlo aquí…

                                Tu llamado a la reflexión para esos trolls (porque te leen), aunque no lo admitan, los removerá. Es como verse ante un espejo: por mucha máscara anónima que se pongan, son ellos. No pueden esconderse de ellos mismos. Siempre he pensado que detrás de los trolls hay mucha envidia y complejos, por eso sacan sus miserias y atacan a quien en el fondo desearían copiar. Lo estás haciendo bien al ignorarlos, Claudio.

                                Y te lo digo porque es lo que hay que hacer. Fue lo que me recomendaron psicólogos y especialistas cuando fui blanco de acoso y amenazas de trolls durante más de 4 años. Eran ultras del fútbol. Lamentablemente a mí me pilló sin saber muy bien cómo gestionarlo, dejé de subir fotos mias, de tuitear sobre mis actividades… Es más, en el fondo creo que ese ha sido mi mayor bloqueo para no sacar adelante mi web de fútbol: el miedo. Me di cuenta luego que les estaba dando poder sobre mí. No ha sido fácil cambiar el chip, no son desconocidos (algunos me los encuentro en el Bernabéu), pero yo sí he cambiado y lo gestiono mucho mejor. Ellos son los que tienen el problema, un hater nunca puede ser feliz ni disfrutar realmente de esta vida, la única que tenemos. 😉

                                  • Cláudio Inácio
                                    Escrito a las 15:11h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                    Se nota que te ha tocado el post Francis, muchas gracias por tu pedazo de comentario. Y me alegro mucho que hayas conseguido superar esos momentos, eres una gran persona y no mereces que nadie te estropee la vida por sus chorradas y pensamientos. Ánimos y a seguir

                                  • Raul García Guerra
                                    Escrito a las 19:33h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                                    Hola Claudio, seguidores, lectores y demás internautas:

                                    Yo difiero en algunas cosas y estoy de acuerdo en otras.

                                    Poder y deber son significantes diferentes con resultados dispares. Por tanto, ante tu pregunta ¿crees que «puedes» decir lo que quieras por estar aparentemente ocult@ tras la pantalla? pienso que tajantemente SI se puede.

                                    Pero voy un punto más allá. Que SI se pueda no es un motivo suficiente para justificarlo. Por tanto SI se puede, pero NO se debe (en la mayoría de ocasiones).
                                    Recordemos que piensa el ladrón que tod@s son de su condición. Por tanto, cuando criticamos algo en alguien debemos reconocer que lo detectamos porque compartimos ese motivo (y en la mayoría de ocasiones superamos con creces el fallo que criticamos).

                                    Aquí comienzan las diferencias. No es igual criticar, denunciar, amonestar,…
                                    A- con humildad, diplomacia, empatía, constructivismo,…
                                    B- con supinez, trollismo, egocentrismo, destructivismo,…

                                    En el caso A personalmente lo apoyo. En el xaso B mejor que se metan la lengua donde amargan los pepinos.

                                    Y a la otra parte en que difiero…
                                    Yo de pequeño era gordito, feucho, con gafas horrendas, de familia que tenía que ahorrar para llegar a pobres,… y me hacían bulling en el colegio.
                                    Me daban palizas, me insultaban, me…

                                    Yo mismo me creé a mi mismo. Con o sin apoyos externos de familia y amigos, cada cual debe cuidarse a si mismo.

                                    Comenzamos a morir en el primer segundo de vida. Y morimos sol@s.

                                    No DEBES sentirte culpable y si lo haces estas haciendo el gilipollas.
                                    Es más, te estoy insultando con razón y lo sabes.
                                    ¿Acaso eso va a perjudicar mi marca personal? Confio en que no, pero ya me responderás tu opinión. De momento sigo…

                                    Y ahora voy a hablar a quien sufre bullin. No a tí, Claudio.
                                    Si sufres bulling, sea online u offline, debes sentirte orgullos@ por un motivo: esa gente pierden su tiempo, irrecuperable en la vida, en hablar de tí. Son también seguidores.

                                    Es más. Voy a contar las contras de la vida.

                                    Cuando me hacían bulling comencé a fumar marihuana y encerrarme en los libros, las manualidades, hobies constructivos,…
                                    A día de hoy soy feliz.

                                    Mientras, veo como quien me hacía bulling comenzaron a consumir cocaina, heroina, spid, alcohol,… Se alejaron de los libros, de la cultura, de la serenidad.

                                    Ahora, 30 años despues, sigo fumando porros mientras cultivo mi mente. Sin embargo a algunos de ellos se los llevaron las drogas, a otros se los llevó la picia al «hotelito», a otros se los llevaron empresarios que pagan mal,…

                                    Si sufres bulling, ignora a quien te lo dedica. Nunca respondas o bajarás a su nivel. Sigue con tu vida y no caigas en depresiones. La vida pone a cada ser vivo en su sitio con ayuda del tiempo. Y si es mucha gente quien lo hace, recuerda mi anezdota.
                                    No soy un superheroe o un ser superior. Soy alquien que come con hambre, duerme con sueño, trabaja con pasión, folla con ganas, habla claro clarísimo,… Sin más.

                                    Si en una época que no existía internet, con mis padres trabajando todo el día y yo casi todo el día sólo, he salido al paso TENIENDO PACIENCIA Y LOS HUEVOS BIEN PUESTOS, cualquier persona, incluida tú, podeis superarlo.

                                    El bulling es un gimnasio para la mente y el alma. Quien lo superamos ganamos confianza en nosotr@s mism@s.

                                    Por tanto… si quieren insultar y decir lo que quieran, que lo hagan. Yo les agradezco su tiempo en ello, pues:
                                    1- al no generar contenido importante no son competencia.
                                    2- al ayudarnos a hacer trabajar nuestra alma ganamos calidad de vida.

                                    Gracias por vuestro tiempo en leerme y a tí, Claudio, gracias por recordarme esta parte de mi vida que puede ayudar a otras personas.

                                    Un saludo.
                                    Raul Garcia Guerra
                                    Pentaprisma

                                      • Cláudio Inácio
                                        Escrito a las 15:15h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                        Gracias por tu comentario Raul y dejarnos tu visión del tema, pero eso están los comentarios, cada persona tiene su percepción de las cosas.
                                        Ahora cuando dices que se puede decir lo que se piensa, yo tambien lo digo al final «¿Puedes decir todo lo que piensas? Por supuesto que sí, pero la (mala) huella que dejas será tuya para siempre.»

                                        Cada uno que haga lo que quiera pero la huella que deja es la que es y debe asumirla. Y no se olvide que está hablando con humanos, y que no sabe como está la otra persona cuando recibe sus chorradas. Es esto que quiero darle valor.

                                        Gracias por animarte a dejar tu pedazo de comentario, donde tampoco estoy de acuerdo con algunas cosas que dices, pero así es un debate sano, unas cosas estamos de acuerdo y otras no.

                                      • Pilar Carrasco Clavarana
                                        Escrito a las 20:43h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                                        Siempre me han gustado los post que ayudan al desarrollo personal y profesional,…y luego están los post que ayudan a cambiar el mundo, …y éste, Claudio, es uno de ellos,…

                                        Un post necesario. La mala huella que dejan algunas personas con su manera de dañar a los más vulnerables, al final sólo consigue que caigan en el olvido, y es que las malas huellas no traen cuenta.

                                        Gracias por apoyar a todos los que alguna vez fueron ese amigo tuyo.

                                          • Cláudio Inácio
                                            Escrito a las 15:18h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                            Bueno no creo que este post ayude a cambiar el mundo Pilar, pero por lo menos fue mi manera de decir, que no todo vale y que antes de enviar sus «mierdas» deberíamos pensar que estamos hablando con personas. Y si no la conoces, no sabes como `puede afectarle esas llamadas «criticas constructivas» palabrota que me tiene harto. Si nadie te las pidas, no tienes porque enviarlas. Así pienso yo. Si me piden doy, si no piden paso adelante.

                                            Gracias por tus palabras son bonitas

                                          • Xavier Hernandez
                                            Escrito a las 21:12h, el 05 de febrero de 2019 Responder

                                            No era necesario…aunque fue suficiente
                                            Sólo iba a la escuela, como tantos otros, como tú.
                                            Me gustaba la escuela, me gustaba aprender, me gustaba jugar.
                                            Tú te encargaste de todo lo demás:
                                            – Te burlabas de mi
                                            – Me insultabas
                                            – Y el resto de la clase te siguió
                                            – Acabé en un rincón en el patio, sin jugar
                                            – Un día que me atreví a darle al balón (en esa época de papel periódico y gomas de pollo) finalmente me pegaste; y no fue el único día. Vinieron más, y mucho más sutiles.
                                            – Y te reías porque no sabía saltar el plinto, y los demás te jaleaban.
                                            – Tan arriba te venías, que me tiraste por la escalera
                                            Y por eso, no me dejaban ir al parque a jugar al salir de la escuela, ni acompañado. No querían ver esas escenas de burla y soledad. Y acabé yendo del colegio a mi casa y de mi casa al colegio. (Ya ves, una calle; ése era mi mundo exterior)
                                            Y así pasaron días, meses y años.
                                            Y luego ya no eras sólo tú, sino muchos más, por la calle, en otros colegios, siendo la persona a la que nunca elegían para los partidos. Al final aprendí a evitar esa humillación pública. Era muy fácil; el día de gimnasia o deporte se trataba de autolesionarme para no poder correr o no poder coger la pelota con las manos. Y he de confesar que adquirí cierta habilidad teatral.
                                            Como dice Claudio Inacio, sólo me acuerdo de los nombres de quieres no lo hicieron. Los puedo contar con los dedos de las manos, y aún me sobra. Exactamente nueve personas, cinco en una escuela, y otras cuatro en otra. Nadie más. El resto se unieron a tu cruzada acosadora o simplemente miraron hacia otro lado. (Aquí incluyo profesores, directores de colegio, etc.)
                                            Y de ahí que vas creciendo y llega lo que tiene que llegar.
                                            Te acoge quien está más jodido que tú, y así encuentras paz, aunque no la mejor compañía, pero, en esos momentos, lo que quieres es tranquilidad, es olvidarte de todo, con la esperanza de que algo cambiará, cuando despiertes al día siguiente.
                                            Pero ya sabes que no fue así.
                                            No era necesario que volcaras tu ira sobre mí.
                                            Todos te admiraban y tenías amigos y amigas de sobra. No me necesitabas para nada.
                                            No era necesario que lo hicieras…aunque fue suficiente para dejar tu (mala) huella en mi vida.
                                            Posdata: De esas burlas al saltar el plinto, tengo una cicatriz en el muslo, que me acompaña desde entonces. No era necesario.

                                              • Cláudio Inácio
                                                Escrito a las 15:20h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                Como lo siento Xavier leer estas palabras y saber que mi post te abrió esas heridas. Un escrito duro pero verdadero, muchas gracias por tener la valentía de compartirlo con nosotros. Como se ve, da igual donde estés este tipo de situaciones pasa donde sea, online, offline, en grandes ciudades en pueblos… esperemos que algunos se den cuenta del daño ajeno que crean con sus ganas de comentar y burlarse.

                                                Un fuerte abrazo

                                              • Alex Castro
                                                Escrito a las 12:02h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                Te felicito porque noto que este mensaje es una forma de decirle a tu amigo que en realidad nunca lo abandonaste, siempre estuviste ahí con el, me alegra que te desahogaras de esta forma porque tiene un significado importante también para nosotros y que debemos de evaluar si realmente nos comportamos de la forma en la que nos gustaría ser tratados, ya sea en las redes o en la vida.

                                                Este mensaje que lanzas es muy importante a día de hoy, antes también pero me explico. Antes se desconectaba de esa gente que abusaba de ti cuando llegabas a tu casa, era nuestro caparazón, nuestro seguro, ahora ese búnker desapareció, esa gente se mete en nuestras casa a través de nuestras redes sociales, Telegram, Whatsapp…

                                                  • Cláudio Inácio
                                                    Escrito a las 15:23h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                    Gracias Alex, bonito comentario y con gran verdad, hoy en día ya no descanso…pero por lo menos puedes hablar de ello y hay mucha gente que te apoya y entiende. NBosotros en aquellos tiempos, y en un pueblo donde ni electricidad había todo era mas duro. Si hablabas con tu familia aun te pegaban porque eras un flojo… o porque te metías donde no eras llamado.
                                                    Por eso lo que todos hacían era por aceptar las burlas y reírse uno mismo que se burlasen de ti, era la manera más fácil para que te dejaran un paz.

                                                  • Euri
                                                    Escrito a las 13:15h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                    Hoy siento la necesidad de decirte que hay momentos en que la situación en la que te ves es tan extrema que debes usar tu huella personal y tu marca para defender intereses más elevados. Mi autoimagen sufriría horrores si para cuidarme no levantara el grito contra el horror que se vive en Venezuela. Si pensara mezquinamente en mi interés personal.

                                                    Para mi constructo como ser humano, aunque con frecuencia tenga que decir verdades que no complacen en absoluto a una parte de mis públicos en las redes, me está dando absolutamente igual. Me interesa ser coherente conmigo misma, centrarme en las personas a las que creo y decantar mis públicos a la gente que me interesa.

                                                    Te parecerá extraño todo esto, y exagerado tal vez. Pero no sabes lo que es ver tu país desangrado y empobrecido por un régimen infame. Para lo que yo soy, siento que lo más importante, se quede quien se quede de mis contactos por el camino, lo más importante será poder decir: VENGO DE UN PAÍS LIBRE Y PRÓSPERO. Esa es ahora una de mis mayores misiones.

                                                      • Cláudio Inácio
                                                        Escrito a las 15:25h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                        Gracias por animarte a compartir tus pensamientos y tus valores Euri, creo que haces bien. Y si defiendes tus valores de manera correcta no tiene porque dañar tu marca, todo lo contrario. La hace más fuerte y verdadera. Ánimos y mucha suerte para lo que ahí viene en tu país.

                                                      • Patricia Vázquez Paz
                                                        Escrito a las 14:36h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                        Chapó Claudio Inacio… brutal el post y como siempre, muy enriquecedores los comentarios al mismo. Recientemente hemos estado merodeados por personas que dejan esa «mala huella».. para mi imborrable porque al hacerlo con total falta de respeto al trabajo de los demás, con una subjetividad maleducada, utilizando palabras malsonantes y despotricando lo único que hace es retratar su #Marcapersonal. Lamentable y más penoso cuando vienen de personas que «supuestamente» están buscando empleo u oportunidades… ¿creen que la gente no los lee? ¿no les da verguenza ajena? ¿no se dan cuenta que les retrata? En fin… coincido con algún comentario que no es posible saber si tu amigo hubiera tenido igual final (aunque desconocemos el final) si no te hubieras ido.. nunca se sabrá y por supuesto, para nada debes culparte. Saludos.

                                                          • Cláudio Inácio
                                                            Escrito a las 15:28h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                            Muchas gracias Patricia por animarte a dejar tu huella con este comentario. Me gusta las preguntas que pones, son totalmente ciertas. Ya lo sé que uno no se debe sentir culpable de ello, pero es imposible sentirte bien quedando con la imagen que he quedado después de crecer juntos y saber todo lo que ha pasado. Al final piensas, te ha tocado lo que te ha tocado y aun tienes que vivir con todo lo demás. Es muy injusto. Un abrazo

                                                          • Manu Duque
                                                            Escrito a las 14:54h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                            Buenas Claudio! No te arrepientas de haberte ido del lado de tu amigo, enorgullécete de el tiempo que estuviste con él le ayudaste, cuando podías no haberlo hecho. No todo el mundo lo hace, nadie lo hace. En mi caso es un motivo de vida. Si alguien diferente, débil, necesita ayuda me vuelco y tiene todo mi apoyo y cuida de hacerle daño que no tienes campo para correr. Nada me motiva más que defender a quien lo necesita. Gran post. Un abrazo.

                                                              • Cláudio Inácio
                                                                Escrito a las 15:29h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                                Mira Manu, te voy a decir algo, no necesitabas escribir tu comentario diciendo eso pues sabia que eras así. Y eso que no te conozco de nada a no ser de las redes (principalmente de Twitter), pero la huella que has dejado en mi cuando compartes algo o veo tus tweets, es la misma que me describes en tu comentario. Así que enhorabuena tio, eso no es fácil, de conseguirlo.

                                                                  • Manu Duque
                                                                    Escrito a las 16:20h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                                    Sí hombre, alguna vez me pasaré por alguno de los eventos, sinceramente me parece un poco de postureo, de estar en los eventos porque hay que estar, pero sí que me gustaría conoceros personalmente a algunos. Me comprometo a ir a alguno, en el que des una charla motivadora de Marca Personal. Cuenta con ello! 🙂

                                                                • Marcos de la Vega
                                                                  Escrito a las 16:33h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                                  Tu post me recuerda mi juventud. Los jóvenes suelen ser muy crueles entre ellos mismos, sobre todo, ante el diferente. Y además ese daño que se produce en la infancia y la adolescencia puede marcar la vida de las personas. Gran reflexión vital !!!

                                                                  Al madurar entiendes que en la vida hay muchas formas de circular y tristemente, hacer daño a los demás es una de ellas. La mala huella existe y solo con el apoyo sólido y cercano de la familia y amigos podemos seguir avanzando aunque tristemente algunos no pueden superarlo o quedan marcados para siempre. Enhorabuena Claudio por el aporte !!!

                                                                  • Mirka Plasencia
                                                                    Escrito a las 16:35h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                                    Buenas tardes, Claudio

                                                                    No hay una razón por la que nunca haya dejado comentario en muchos de los post que sabés que te he leído y compartido pero hoy sí la hay, y es que me cansan esas personas ( porque sí lo son pero ya sabemos que no dan nada que nos aporte o nos llegue de forma positiva), los llamados «haters» que dicen.. lo que sí creo es que tienen un enorme vacío y ven su válvula de escape en hacer daño a los demás. y es para decirles: – perdona bonito/a conmigo no vas con ese rollo o mala baba –

                                                                    A lo largo de nuestra vida siempre los ha habido, y mira recuerdo cuando con 4 años me pusieron mis primeras gafas, bueno bonitas no eran mucho y en una niña que precisamente no resaltaba por su belleza natural, pues en fín…. Yo iba con ellas al colegio y en mi sentir que iba a ver mucho mejor y corregir mis ojitos, los malos niños/as en cuanto me vieron y señalando: – ¡¡ ahí viene la cuatro ojos, la birolla !! –

                                                                    Afortunadamente y con el paso de los años, lo he superado y hoy llevo mis gafas más orgullosa que nunca y jamás las sustituiré por unas lentillas ni operaré. Forman parte y son detalle de mi marca personal.

                                                                    ¡ Un abrazo ! Me gustan las personas que muestran su vulnerabilidad y lo que son sin filtros para ser y no parecer que son.

                                                                    Mirka Plasencia
                                                                    ¡ viviendo en detalle !

                                                                    • Aníbal
                                                                      Escrito a las 16:56h, el 06 de febrero de 2019 Responder

                                                                      Claudio querido, te he contestado al mail que me enviaste. Te felicito por la valentía, al respecto quizás pueda aportar algo
                                                                      a) Si tienes derecho a decir lo que se te de la gana
                                                                      b) la mierda vende muy bien, igual que el sexo, el vuoyerismo y el morbo – a jóvenes y adultos –
                                                                      c) Todos estos súper charlatanes, de buena y mala marca deberían tener un grado en Psicología caso contrario evitar hablar sobre lo que desconocen completamente – coaches a la cabeza –
                                                                      d) Entiendo mas la marca personal por el lado de gestionar lo que haces como una marca que se posicióna en la mente de un consumidor (cliente o como quieras llamarlo) que en cualquier otro intento de transformarla en – historias intangibles de huesllas y demás – la huella que interesa es la que dejas en la mente del consumidor y esto – SIEMPRE – fué así es la base del MKT
                                                                      e) Cuando se meten en terrenos mas «intangibles» a mi juicio pierden poder la gente que está en este tema de la marca personal que a mi juicio es «Personal Branding» en su escencia nacida en USA con Tom Peters el resto de las interpretaciones son propias del lenguaje y nada mas, la escencia es esa – a menos que la quieras sircunscribir al entorno hispano parlante –
                                                                      f) Lo ideal sería difundir un conocminento que hace años se aplica en el mundo anglo sajón en lugar de querer inventar la pólvora sin humo. En tal caso cuando cualquiera de los gurúes de la marca personal Española vaya a dar conferencias como «Speaker» a USA o UK los tomaré en serio mientras lo hagan en centro américa o en España….nada…es para el otro lado muchachos…de donde sacan TODO lo que venden aquí
                                                                      g) Jamás leer, ir, ver, «comprar» a ningún tipo/a que hable en sus charlas de «liderazgo, gestión,exito, desarrollo personal y demás cuentos» esto es demagífico y para engaña tontos….todo lo que quieran comunicar al respecto háganlo sin mencionar estos «cluchés» de moda….la mayoría son chantas que en su vida han pasado siquiera por una situación «verdaderamente complicada» y en términos empresarios «jamás armado un pedido, entregado uno, hecho una nota de débito y menos pagar un sueldo de su bolsillo» – charlatanes de feria –
                                                                      h) Eviten toda referencia a Auto Ayuda y Ley de la Atracción….vaya tela, – guitarra para engañar giles – esto solo funciona «socavando la auto estima como primer paso» al ser humano nada le falta, pero tiene la responsabilidad de tomar decisiones, parece que en esta última época de la genial intenet lo que mas ha generado ingresios es: Generar dependencia de cualquier tipo, vender humo quántico, destrozar la auto estima para volver a armarla y el puterío de siempre de Gran Hermano y todo ese tipo de patéticos «reallity»¿? que reallity por favor…show si estamso de acuerdo Es penso y por eso aplaudo tu valentía pero nos guste o no cualquier «tarado» que aparezca en Internet y tenga una cantidad de seguidores tendrá «Exito»
                                                                      Abrazo y disculpas si estuve un poco fuerte pero es que estoy hasta el gorro….jaja

                                                                      f)

                                                                        • Aníbal Lima
                                                                          Escrito a las 00:29h, el 07 de febrero de 2019 Responder

                                                                          Tiene algnas faltas de ortografía y demás porque respondí, desde el móvil y un poco a las apuradas. – Interprestarlas es bastante sencillo – El comentario es directo y sin filtro, cuando me refiero a los Speakers, está entre comillas por algo…algunos otros son unos máquinas y lo hacen genial a mi criterio los menos. Respecto centro américa lo mismo se aplica, depende el caso. Si en algún pasaje me pasé con el vocabulario, pido disculpas he tratado ir un poco en sinergia «contestataria» con el post sin caer en el peloteo típico barato. – intentado ser un poco disruptivo – y me faltó la crítca o inclusión de un «colectivo» de cuarta y muy conflictivo/cuestionado: Los departamentes de RRHH vaya tela, por ahí si que vamos a encontrar género para cortar 😉

                                                                        • barbara
                                                                          Escrito a las 00:00h, el 09 de julio de 2019 Responder

                                                                          Hola este post me gusto bastante me dejo pensando ojala todos pudieran aplicar esto , me hizo pensar en esos padres y Madres narcisistas que le sueltan a los hijos lo primero que se les viene a la cabeza sin medir Las consecuencias , yo creci en un hogar asi y me a costado mucho sacarme ese sentimoento de sin valor de mi cabeza. Muchas veces pasan ess palabras por mi mente y hoy teniendo hijos el todo vale por criar trato de no aplicarlo aunque algunas veces el resquicio de esos fantasmas me hacen pensar y decir cosas del tipo todo vale con mi pareja . Es muy dificil desarmar los patrones abusivos aprendidos . Generalmente nos volvemos nuestra historia . Me corrieron mas que lagrimas por pensar todo el daño que unas simples palabras pueden generar y romper y el poder que tiene . Debemos esforzarnos dia a dia en ser la mejor version de uno aunque el equipaje sea pesado de llevar .

                                                                          Escribe tu comentario

                                                                          Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

                                                                          INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE Claudioinacio.com
                                                                          CLAUDIO RUSSO INACIO solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.
                                                                          Subscribe To Our Newsletter

                                                                          Subscribe To Our Newsletter

                                                                          Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

                                                                          He leído y acepto la política de privacidad"*

                                                                          You have Successfully Subscribed!